jueves, 30 de octubre de 2008

DECLARACIÓN POLÍTICA DEL PGT ANTE LAS ELECCIONES GENERALES 2007

10 de enero de 2007.

Las elecciones burguesas constituyen un ritual a través del cual las elites económicas, políticas y mafiosas se relevan o se mantienen en el ejercicio del gobierno. Este ritual les garantiza la capacidad de seguir explotando y oprimiendo.

Como parte de la lógica e intereses de la burguesía y el imperialismo, conllevan la existencia de partidos y liderazgos políticos que reproducen el individualismo, el caudillismo, la corrupción, la amenaza, etc.

Todos los partidos actualmente en contienda, son diferentes en su forma (logotipos, caras, canciones, etc.), pero son iguales en esencia. Por ejemplo, sus dirigentes y candidatos tienen la característica de ser oligarcas, burgueses y nuevos burgueses venidos a esta condición a través de la expoliación y explotación de nuestro pueblo, de hacer de la violencia un negocio, del narcotráfico y las mafias, del manejo corrupto de puestos públicos y militares, de servicios prestados como operadores políticos de la burguesía terrateniente, financiera, industrial, minera, petrolera, comercial y delincuencial.

Las elecciones son propias del régimen burgués e imperialista, en donde tienen las condiciones para competir sólo los partidos y políticos ligados a los intereses de la burguesía, la pequeña burguesía arrivista y, subrepticiamente, el imperialismo. Las elecciones, entonces, no pueden ser consideradas parte de una democracia que, por demás, no existe.

¿QUE SIGNIFICA PARTICIPAR EN ESTAS ELECCIONES?

Desde nuestra posición como partido comunista, aceptar como estrategia la electoral y participar en estas elecciones, significa un acto de sumisión y legitimación del sistema, de los partidos, de los políticos y sus dueños, así como de la crisis estructural de explotación, opresión, miseria y muerte que golpea a nuestro pueblo.

Participar en este momento y en estas condiciones significa continuar legitimando a un Estado construido para garantizar el salvajismo empresarial --como los robos de los bancos, de las financieras, de las maquilas, de las fincas y de los supermercados--, la dependencia y sumisión hacia los organismos financieros internacionales y hacia el imperio norteamericano. Es legitimar a un Estado burgués, racista, excluyente, represor. Todo esto bajo el argumento que es necesario competir, “incidir”, ocupar espacios, lograr una voz de “oposición” en el Congreso, etc.

Participar en estas condiciones es legitimar un sistema de partidos caduco, con partidos y políticos corruptos, incapaces, vende patrias, serviles y caudillistas.

VOTA NULO
PGT
Por Guatemala, la Revolución y el Socialismo

Archivo del blog