jueves, 30 de octubre de 2008

DEL ESTADO ACTUAL CON EL ACTUAL GOBIERNO


La economía del Estado guatemalteco seguirá siendo dependiente y subdesarrollada en su forma y en su contenido. El proyecto económico del actual gobierno no contempla ni en lo mínimo, romper las históricas cadenas del latifundio, el atraso en materia de tecnología, la orientación de la producción hacia la demanda externa, la sumisión a la inversión extranjera de capital, expoliadora de los recursos naturales y destructora del medio ambiente, los condicionamientos del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, su dependencia a las remesas de emigrantes, y más. Las políticas generales de este Estado seguirán siendo enajenantes, privatizadoras y represivas. Serán enajenantes porque seguirán sumiéndonos en el consumismo, en la sumisión hacia el imperio yanqui. Serán privatizadoras porque sostendrán el régimen de privatización de derechos como la salud, la educación, las obras públicas, la extracción de minerales, etc. Será represivas porque será tolerante con la política de ejecución extrajudicial, con la política represiva del capital (empresarios y finqueros) en contra de la clase trabajadora) y sus organismos de represión oficial (ejército y policía seguirán viendo en la clase trabajadora un sinónimo de delincuencia y en la movilización social una acción que debe ser mediatizada reprimida y eliminada.


La moral del gobierno seguirá siendo occidental y su ética en consecuencia será cristiana. Seguirá siendo occidental porque continuará viendo en el Ser Humano y la naturaleza simples mercancías, seguirá utilizando el discurso multicultural para mantener la opresión hacia los pueblos indígenas y seguirá creyendo que la mano de algún dios resolverá la problemática histórica y estructural de Guatemala.

Lo anterior es una pretendida síntesis marxista, que podrá ser leninista en la medida que los comunistas trabajemos para:

a) Asumirla y profundizarla.
b) Enriquecerla y dominarla, y
c) Propagarla.

Los comunistas estamos en la capacidad de desarrollar esta tarea consciente, militante y disciplinadamente.
¡Adelante!


Guatemala, abril 2008.

Archivo del blog