jueves, 30 de octubre de 2008

FUERZAS ARMADAS AL SERVICIO DEL IMPERIO

Recientemente, los guatemaltecos fuimos informados por distintos medios de la muerte de 8 soldados guatemaltecos y 14 más heridos en el Congo. Dichos soldados pertenecían a la recordada unidad de
sanguinarios kaibiles y estaban asignados como cascos azules de la Organización de Naciones Unidas (ONU) supuestamente cumpliendo una “misión de paz”.

Los comunistas guatemaltecos no podemos dejar de decir la verdad y desnudar la demagogia que encierra este hecho. Todos sabemos que la ONU responde a los intereses del imperio yanqui, pues este es el que la
maneja a su sabor y antojo. Basta con recordar el papel de la ONU ante la invasión yanqui en Guatemala, Haití, Irak, Afganistán entre otros muchos países invadidos y ocupados por Estados Unidos en las últimas décadas. A esto debemos sumarle la información que publicó un medio francés, el cual acusa a la misión de la ONU de pretender asesinar al líder de un movimiento insurgente de ese país. Esto hace pensar, con alto grado de certeza, que los kaibiles guatemaltecos estaban participando en acciones ofensivas y no de paz cuando fueron atacados. En otras palabras, está desarrollando funciones como ejército de ocupación al servicio del imperio,
tal y como ha sido su papel en Guatemala.

En lo anterior es donde se ubica la demagogia de la ONU y del gobierno de GANABerger. Su contubernio con los intereses de Estados Unidos en el Congo se ha visto reflejado en el montaje realizado por el gobierno y altos mandos militares para declarar “héroes” a los kaibiles caídos.

Esta política y este hecho comprueban una vez más el carácter entreguista y servil de quienes gobiernan, que han convertido a las fuerzas armadas en una institución títere, al servicio del capital imperial norteamericano.
Hacemos un llamado a militares patriotas para que impulsen acciones que permitan construir una institución armada que esté al servicio de la nación, de los intereses del pueblo. Que no mueran más soldados guatemaltecos defendiendo los intereses del imperio norteamericano en ningún otro país.

Guatemala, marzo 2006

Archivo del blog