jueves, 30 de octubre de 2008

LA SALUD DEL PUEBLO Y EL PODER DE LAS EMPRESAS FARMACÉUTICAS

La Corte de Constitucionalidad --institución alineada al bloque actualmente en el poder--, falló a favor de las empresas farmacéuticas transnacionales que producen y comercian sus productos en Guatemala Dicha instancia falló en contra de un recurso de inconstitucionalidad presentado contra la prohibición de comercializar medicamentos genéricos en Guatemala, los cuales tiene las mismas propiedades curativas y son mucho más baratos (hasta en un 80%) que los productos de marca. Falló en la misma línea promovida por el gobierno de GANA-Berger.

La Corte justifica su resolución en "las extensas y costosas investigaciones y desarrollo de nuevos medicamentos que realizan las empresas farmacéuticas, las cuales tienen derecho a contar con los medios legales que les permitan resarcirse de los ineludibles costos incurridos e impedir que terceros, sin su autorización, se beneficien directa o indirectamente del resultado de sus esfuerzos".

Esta resolución demuestra varias cosas:

1। La Corte aduce los grandes costos en investigación de dichas empresas, sin considerar --tal y como está demostrado-- que dicha investigación no se orientan a investigar cura para las enfermedades que padece la población en condición de pobreza, sino para investigar nuevos productos para atender enfermedades de los ricos: productos para la reducción de la obesidad, de "belleza", etc.

2। La Corte emitió una resolución para proteger al gran capital, para garantizar las máximas ganancia de la burguesía transnacional.

3. Su resolución no hace más que considerar la propiedad privada y el interés de la burguesía, por sobre el Derecho a la Vida, el Derecho a la Salud de millones de guatemaltecos que no poseen los recursos y los medios para comprar medicamentos a precio abusivo e inhumanamente altos que nos imponen las empresas que los producen y los comercian. Derechos que la misma constitución garantiza, pero que la Corte no toma en cuenta en su resolución.

LA SALUD DEL PUEBLO NO LE IMPORTA AL ESTADO, A LA CORTE Y MUCHO MENOS A LAS FARMACEUTICAS

Julio 2004.

Archivo del blog