jueves, 30 de octubre de 2008

¿QUÉ ENTENDEMOS POR DEMOCRACIA?

DEMOCRACIA

Tomado del discurso pronunciado por Fidel Castro Ruz el primero de mayo de l960, Plaza de la Revolución.

Democracia es aquella en que la mayoría gobierna; democracia es aquella en que la mayoría cuenta; democracia es aquella en que los intereses de la mayoría se defienden; democracia es aquella que garantiza al hombre, no ya el derecho de pensar libremente, sino el derecho a saber pensar; el derecho a saber escribir lo que se piensa, el derecho a saber leer lo que se piensa o piensen otros; el derecho al pan, el derecho al trabajo, el derecho a la cultura y el derecho a contar dentro de la sociedad. ¡Democracia, por eso, es esta, esta democracia de la Revolución Cubana!

¡Democracia es esta en que tú, campesino, cuentas y recibes la tierra que hemos recobrado de las manos extranjeras usureras que la explotaban! ¡Democracia es esta en que tú, obrero agrícola azucarero, recibes 80 mil caballerías de tierra para que no tengas que vivir en guardarrayas! ¡Democracia es esta en que tú, trabajador, tienes asegurado tu derecho al trabajo sin que te puedan echar a la calle a pasar hambre! ¡Democracia es esta en que tú, estudiante pobre, tienes la oportunidad de sacar un título universitario si eres inteligente, aunque no seas rico! ¡Democracia es esta en que tú, hijo de obrero, o hijo de campesino, o hijo de cualquier familia humilde, tienes una maestra y tienes una escuela donde poder educarte! ¡Democracia es esta en que tú, anciano, tendrás asegurado tu sustento cuando ya no te puedas valer por tu propio esfuerzo! ¡Democracia es esta en que tú, cubano negro, tienes derecho al trabajo, sin que nadie te lo pueda arrebatar por estúpidos prejuicios! ¡Democracia es esta donde tú, mujer, adquieres la plena igualdad con todos los demás ciudadanos y tienes derecho hasta a empuñar un arma para defender tu patria junto con los hombres! ¡Democracia es esta en que un gobierno convierte las fortalezas en escuelas, que le quiere construir una casa a cada familia para que cada familia tenga techo! ¡Democracia es esta que quiere para cada enfermo el médico que lo atienda! ¡Democracia es esta que no recluta a un campesino para hacerlo soldado, corromperlo y convertirlo en enemigo del obrero, de su propio hermano campesino, sino que convierte al soldado no en un defensor de los privilegios, sino en un defensor de los derechos de sus hermanos, los campesinos y los obreros! ¡Democracia es esta que no divide al pueblo en sectores humildes, enfrentándolos unos a los otros! ¡Democracia es esta en que un gobierno busca la fuerza del pueblo y la une! ¡Democracia es esta que hace fuerte al pueblo porque lo une! ¡Democracia es esta que les entrega un fusil a los campesinos, y les entrega un fusil a los obreros, y les entrega un fusil a los estudiantes, y les entrega un fusil a las mujeres, y les entrega un fusil a los negros, y les entrega un fusil a los pobres y le entrega un fusil a cuanto ciudadano esté dispuesto a defender una causa justa! ¡Democracia es esta en que no sólo cuentan los derechos de la mayoría, sino que les entrega las armas a esa mayoría! ¡Y eso solo lo puede lograr un gobierno realmente democrático, donde las mayorías gobiernan!

Tomado de la entrevista que le hiciera el comandante de la Revolución Sandinista Tomás Borges a Fidel Castro Ruz, publicada en 1992 bajo el título UN GRANO DE MAÍZ por la Oficina de Publicaciones del consejo de Estado. La Habana.

La democracia primero que todo, como ya la definió Lincoln una vez, es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

La democracia para mí significa que los gobiernos, primero, estén íntimamente vinculados con el pueblo, emerjan del pueblo, tengan el apoyo del pueblo, y se consagren enteramente a trabajar y a luchar por el pueblo y por los intereses del pueblo. Para mí democracia implica la defensa de todos los derechos de los ciudadanos, entre ellos el derecho a la independencia, el derecho a la libertad, el derecho a la dignidad nacional, el derecho al honor; para mí democracia significa la fraternidad entre los hombres, la igualdad verdadera entre los hombres, la igualdad de oportunidades para todos los hombres, para cada ser humano que nazca, para cada inteligencia que exista.

Y digo que la democracia burguesa capitalista no entraña ninguno de estos elementos, porque me pregunto cómo se puede hablar de democracia en un país donde hay una minoría con inmensas fortunas y otros que no tienen nada; cuál es la igualdad, la fraternidad que puede existir entre el pordiosero y el millonario, qué derechos son los que tienen los pobres, los desposeídos, los explotados. Entonces se trata en el capitalismo de un viejo truco, un viejo cuento, una vieja historia; lo que han hecho es establecer un sistema de dominación con todos los resortes de la riqueza, con todos los resortes de la publicidad, con todos los recursos en manos de una clase que mantiene la discriminación, y la exclusión del resto de la sociedad de la verdadera participación y de la verdadera posibilidad de ejercer sus derechos.
...............................................
Tampoco creo en la imperiosa necesidad del pluripartidismo. Creo que para nuestros países, y especialmente para un país como Cuba, una de las cosas más importantes es, precisamente, la unidad de nuestra fuerza, la unidad del país, que ha hecho posible la resistencia frente a todas las agresiones de Estados Unidos, frente a todas las amenazas. ¿Cómo habría podido resistir nuestro país si hubiera estado fragmentado en diez pedazos?
...............................................
Creo que para que exista una verdadera democracia tiene que desaparecer la explotación del hombre por el hombre. Estoy absolutamente convencido de que mientras exista una enorme desigualdad entre los hombres no hay ni puede haber democracia.
...............................................
No puede ser democrático, ni puede serlo un país donde las diferencias sociales existan, la desigualdad exista, la injusticia social exista; donde millones de gente estén sin empleo, millones de gente estén sin asistencia médica, millones de gente estén sin educación. ¿Cómo puede hablarse de democracia cuando la inmensa mayoría de la población no tiene ni siquiera un sexto grado —hablo de los países del Tercer Mundo—, las personas no tienen acceso a las riquezas, no tienen acceso al bienestar, no tienen acceso a nada? En esas condiciones no puede haber ningún tipo de democracia; bueno, no hay participación del pueblo, no hay cooperación en el pueblo. Lo que hay en estos países, en realidad, es una permanente contienda civil, las sociedades están divididas en un montón de pedazos; las naciones son así impotentes para enfrentar los problemas fundamentales y todo el sistema se convierte en un instrumento del imperialismo para mantener su dominación.

Agosto 2004

Fidel Castro Ruz. Septiembre/2004

Archivo del blog