jueves, 30 de octubre de 2008

SUEÑO O PESADILLA AMERICANA

Recientemente fue oficialmente conocido que uno de cada cien ciudadanos estadounidenses está preso, lo que equivale a 2 millones 300 mil personas. Por estas cifras se establece que el mayor porcentaje de presos proviene de la clase trabajadora de ese país, de la población latina y afroamericana: un adulto blanco de cada 106, un hispano de cada 36 y un afroamericano de cada 15 están en la cárcel. Imaginémonos, si nuestra familia fuera de diez miembros, uno de ellos estaría preso, y si es latino o afroamericano la cantidad aumentaría, siendo que estamos ante un sistema de justicia basado en sentencias de carácter racista y capitalista. Estados Unidos es una versión burguesa e imperialista del desarrollo capitalista expresada a través del "sueño americano". Pero lo que nos dicen las cifras anteriores es todo lo contrario: Estados Unidos es la pesadilla americana, no sólo al interior de USA sino en todo el mundo. Datos que ilustran esta pesadilla son los siguientes:

1. Si suponemos que cada delincuente en promedio ha cometido diez delitos, esto equivaldría a que toda la población estadounidense ha padecido este flagelo, aunque sabemos que quienes principalmente lo padecen son las capas medias y la clase trabajadora empleada y/o cesante.

2. Trece da cada cien estadounidenses se encuentra en condición de pobreza lo cual equivale a 37 millones de pobres 1.9 millones más que en el 2,003. Mientras el 20% más rico de la población percibe el 50 % del ingreso total y el 5% más rico es el único sector que disfruta de aumento en su ingreso real. El del restante 95% se mantiene o está cayendo. El número de estadounidenses sin cobertura médica alcanza 47 millones; un incremento de 8.5 millones en los últimos cinco años (Comparar con Cuba) en donde todo el pueblo si tiene cobertura.

3. De los 37 millones de hispanos que viven en ese país, más de 8 millones no pueden ni siquiera sastifacer sus necesidades básicas de alimentación, salud, vestimenta y vivienda. A esto debe agregarse la persecución que en su calidad de indocumentados viven millones de hermanos latinoamericanos, quienes son mal tratados, juzgados como desechables y expulsados como indeseables.

Contrario a las ideas que intentan sin éxito que creamos, Estados Unidos exporta su pesadilla a niveles de obscena criminalidad.

Durante más de un siglo EEUU lanza guerras de invasión, ocupaciones, financia dictaduras y guerras fraticidas, impone bloqueos económicos, utiliza la bomba atómica, armas bacteriológicas y químicas, recurre al asesinato, secuestro y a la tortura (como en Guantánamo, Irak y Afganistán, más recientemente) tanto en América Latina como en todo el mundo.

De hecho, el presidente de dicho estado, recientemente vetó una ley del Congreso que prohibiría a la CIA aplicar métodos de tortura.

El "sueño americano" en realidad es la pesadilla americana. Estados Unidos es la capital del crimen institucionalizado.

Guatemala, abril de 2008.

Archivo del blog