miércoles, 21 de mayo de 2008

MAESTROS POR CONTRATO Y LA NECESIDAD DE PRESUPUESTARLOS

· Los engaños del gobierno.
· La complicidad de algunos dirigentes magisteriales


El presidente Portillo, a través del Acuerdo Gubernativo No. 861-2003, presupuestó y benefició alrededor de trece mil maestros por contrato. De acción politiquera fue calificada por el entonces dirigente magisterial, ahora convertido en comisionado presidencial para la Auditoria Social. Sin embargo, de acción politiquera debió calificarse también el compromiso electorero de Oscar Berger, candidato presidencial en ese entonces, cuando prometió presupuestar a los mismos maestros por contrato y mejorar además las condiciones económicas y sociales del magisterio nacional en general. A dos meses de instalarse en el poder y de continuos engaños, el gobierno empresarial de Berger, persiguió siempre retrasar el procedimiento de otorgar plazas presupuestadas hasta lograr que la desprestigiada Corte de Constitucionalidad, declarara provisionalmente la nulidad del acuerdo gubernativo de Portillo, por ilegal e improcedente.

La arbitrariedad del gobierno empresarial, a través de su ministra de educación, Ingeniera Carmen Aceña, de re contratar a los trece mil maestros por contrato, aprovechando el fallo de la Corte de Constitucionalidad y el espaldarazo que le diera a los maestros la dirigencia de la Asamblea Nacional del Magisterio –ANM-, quienes rechazaron el acuerdo y amenazaron con impugnarlo inicialmente, solo manifiesta la política latente de privatización de la educación y escuela pública, desnudando además la actitud politiquera y demagógica del presidente Berger.

Es necesario que los maestros por contrato continúen prestando sus servicios profesionales en el Sistema de Educación Pública Nacional, en condiciones de igualdad de derechos y obligaciones, como lo establece la Constitución Política de la República de Guatemala y la Ley Tutelar –Decreto legislativo 1485-, que garantiza su estabilidad e inamobilidad laboral. El ingreso de los trece mil maestros al Renglón 011 –presupuestándolos-, constituye un innegable beneficio para todo el Magisterio Nacional, puesto que se garantiza en el largo plazo la estabilidad de la actual carrera docente, el escalafón mismo por el fortalecimiento del ingreso de maestros presupuestados a la Clase “A”, quienes por mayor número son los que sostienen la caja de pensión para la jubilación y la jubilación y la jubilación misma. De continuar el ingreso de los maestros por contrato y ante las reformas realizadas a la Ley Tutelar 1485, en veinte años aproximadamente desaparecerá el escalafón y la pensión por jubilación magisterial.

Es criticable y repudiable la actitud pasiva y complaciente de la actual dirigencia de la Asamblea Nacional del Magisterio –ANM-, quienes por intereses político partidistas, de confrontación inter dirigencial, con un criterio legalista favoreciendo la posición gubernamental, han dejado sin apoyo alguno y a la deriva las demandas justas de los maestros por contrato.

Es importante brindar el total e irrestricto apoyo a las demandas de los maestros para que sean presupuestados; asimismo apoyar a los padres de familia y estudiantes afectados, exigir a la dirigencia magisterial nacional que apoye las demandas justas de los maestros en conflicto y demandar a los claustros de los institutos de educación media y escuelas de pre primaria y primaria del país y a todo el pueblo en general, su apoyo para los maestros por contrato y de esta manera seguir garantizando una educación y una escuela pública, laica, gratuita y obligatoria, amenazada por las políticas neoliberales y privatizantes del gobierno empresarial del presidente Oscar Berger.

Educar y organizar para la lucha contra las clases dominantes que nos oprimen.

Venceremos No. 1, Primera Época, abril 2004.

LOS GUATEMALTECOS VOTAMOS POR CUBA

Los comunistas guatemaltecos expresamos nuestra profunda solidaridad con el pueblo revolucionario de Cuba, el cual ha demostrado a lo largo de cuarenta y cinco años, su valentía y decisión por construir una sociedad justa y soberana. Su capacidad y decisión son ejemplo para continuar la lucha revolucionaria en Guatemala, país en el cual las clases dominantes y el imperialismo en sus múltiples manifestaciones, reproducen un régimen basado en la explotación y opresión de clase y étnica, con más del 80% del pueblo en condición de pobreza y extrema pobreza, con gobiernos lacayos que han entregado al país (su fuerza de trabajo y sus recursos naturales y financieros) a los intereses de las empresas transnacionales, de los organismos financieros internacionales (FMI, BM, OMC, etc.) y especialmente a los intereses imperialistas de Estados Unidos.

La lucha revolucionaria del pueblo y gobierno cubano es nuestra lucha. Por esto nos sentimos agredidos con cada ataque en su contra proveniente del imperialismo de Estados Unidos. Uno de estos últimos registrado en el seno la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en cuyo escenario, Estados Unidos promueve una iniciativa más para condenar a Cuba por violación a los Derechos Humanos. Como otros años, hoy hace uso de gobiernos serviles, correspondiendo este año el denigrante papel al gobierno de Honduras.

La pretensión de Estados Unidos es ilegítima e insostenible por varias razones: 1) Estados Unidos retrocedió sustancialmente en garantizar los Derechos Civiles de sus propios ciudadanos y los ciudadanos del mundo, partir de instaurar su ley antiterrorista; se alió con Estados represores como Israel y Pakistán, e impulsa una política basada en el terrorismo y el genocidio en contra de varios pueblos como el iraquí, el afgano, el palestino, el haitiano, el colombiano y el cubano, entre muchos otros; 2) Estados Unidos es cómplice de violaciones a Derechos Humanos, junto a gobiernos títeres, tal y como sucede con el gobierno de Guatemala y con la mayoría de países latinoamericanos y del mundo; 3) Cuba se ha caracterizado por la defensa de los Derechos Humanos, entendidos en su más amplia acepción, y ha extendido su aporte a otros pueblos como Guatemala y Honduras en salud y deporte, a pesar del bloqueo de Estados Unidos. Es decir, Cuba socialista ha buscado el bienestar humano de manera integral tal y como lo han demostrado los organismos de Naciones Unidas, lo comprueban el pueblo guatemalteco y hondureño, y lo reconocen los gobiernos de estos países, a pesar de su compromiso y sumisión política con el imperialismo.

Por estas razones, no podemos menos que ser recíprocos como pueblo guatemalteco y manifestar nuestra solidaridad con el Pueblo y el Gobierno cubanos, rechazar la actitud servil del gobierno hondureño en su condena a Cuba, exigir al gobierno guatemalteco que vote en contra de cualquier iniciativa que pretenda condenar a Cuba en materia de Derechos Humanos y se abstenga de ser cómplice de la política imperialista de Estados Unidos y cómplice en violar el derecho a la soberanía del pueblo cubano.

LOS GUATEMALTECOS SOLIDARIOS,
VOTAMOS POR EL PUEBLO CUBANO

Venceremos No. 1, Primera Época, abril 2004.

La Huelga de Dolores 2004 y el carácter servil y represivo de las autoridades de la USAC


* Criticable actitud de autoridades universitarias
* La organización y movilización es esencial

La conmemoración de 106 años de Huelga de Dolores y su desfile bufo, dejaron al desnudo el carácter represivo, paramilitar y contrainsurgente de las autoridades actuales de la USAC. Es imperativo señalar al Rector Luis Leal, al Consejo Superior Universitario, a la AEU, particularmente a Byron Losley y Jorge Mario García, secretario general y “asesor” de la misma respectivamente. Todos ellos cooptados, financiados y manipulados inicialmente por el FRG, acentuando con esto la corrupción del Estado con representantes en instituciones como la Corte de Constitucionalidad, la Contraloría General de Cuentas de la Nación, el Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia, la SAT, la Superintendencia de Bancos, Junta Monetaria, el I.G.S.S, entre otras. Con el nuevo gobierno del CACIF, con Berger a la cabeza, prontamente han asumido una posición servil y entreguista vergonzante.

Esto no es casualidad. De fondo sólo constituyen marionetas que impulsan todo un proceso de privatización de las instituciones del Estado, en particular la USAC, utilizando perversamente para justificarla una vieja figura conocida: EL DESPRESTIGIO.

La Huelga de Dolores y el Desfile Bufo son prueba de esto. La privatización de la talacha utilizando mareros y supuestos estudiantes de educación media para recaudar fondos, la venta y alquiler de capuchas, boletines sin contenidos crítico de la realidad nacional y complacientes con los gobiernos de turno, la cooptación de reyes feos, vitalicios y efímeros, de asociaciones estudiantiles, de subcomités de huelga, de antiguos huelgueros relevantes, etc. Pero quizá lo más preocupante e indignante fue la aparición pública de un cuerpo paramilitar, contrainsurgente y antisubversivo: EL "HONORABLE COMITÈ DE HUELGA DE DOLORES 2004, comandado por los principales dirigentes de la AEU. Las fotografías donde aparece Byron Losly, secretario general de la AEU, agrediendo y pisoteando la cabeza de un estudiante de Derecho --digna de un ejemplar miembro de la S-2--, retratan de cuerpo entero la conducta paramilitar y criminal del principal dirigente de la AEU.

El carácter de las Autoridades administrativas y estudiantiles –-RECTORÍA, CSU, AEU—, quedo demostrado durante el desarrollo del desfile bufo. A los señalamientos de corrupción, entreguismo y de privatización de la USAC, realizados por estudiantes encapuchados y no encapuchados de Ciencias Económicas y Agronomía respectivamente; las autoridades universitarias señaladas, haciendo uso del autoritarismo, cinismo, abuso, impunidad y de vulgaridad latente que les caracteriza, procedieron desde los balcones del hotel Royal Palace donde se encontraban, a lanzar insultos, gestos obscenos, objetos y --el extremo— orines, contra estudiantes y público presentes, quienes aplaudían el gesto crítico y mordaz de los huelgueros consecuentes y consientes de su responsabilidad social.

La respuesta de las autoridades universitarias demostró intolerancia hacia los críticos de su proceder entreguista, servil y privatizante. Esto fue complemento del episodio que a escasos metros se desarrollaría en su esencial y total amplitud. El accionar paramilitar y contrainsurgente de los dirigentes de la AEU y del “Honorable” Comité de Huelga comandado por Byron Losley y Jorge Mario García, en forma servil y vergonzosa asumieron el resguardo y defensa a ultranza de las instalaciones del palacio de la PNC y sus monumentos, especialmente de dos de sus símbolos: las efigies del dictador Justo Rufino Barrios y del criminal Chupina Barahona. El palacio de la PNC ha sido utilizado históricamente para retener, torturar, asesinar y desaparecer a miles de dirigentes estudiantiles, sindicales, profesionales, sociales y del pueblo en general; sus paredes están teñidas con sangre de los mejores hijos del pueblo. Por eso una pinta, una consigna y la destrucción de los monumentos al terror y al crimen, tal el caso del busto grotesco del general Chupina Barahona, constituyen acciones reivindicativas que desdibujan, mínimamente, el terror criminal que enmarcan, significan un tributo a la memoria de los mártires allí caídos, expresan una rabia racional contra la impunidad que representa y significan un reclamo de justicia.

No es de extrañar entonces, la defensa que los hijos de los represores hicieran de esas instalaciones y la represión violenta ejercida contra aquellos que reclamaron su proceder indigno y servil. Estos personaje desprestigian la Huelga de Dolores, buscan su desaparición como instrumento de clase y lucha contra los sectores hegemónicos, opresores y dominantes, como medio de crítica social y política y de defensa de la USAC como escuela superior pública, laica, gratuita, obligatoria y democrática, amenazada con su inminente privatización por medio de las actuales autoridades universitarias: administrativas y estudiantiles. Ante esta situación de amenaza y crisis de la USAC, sólo nos queda un instrumento de lucha: la organización y movilización de los sectores democráticos y progresistas comprometidos únicamente con su alma mater: estudiantes, docentes, trabajadores, profesionales, jubilados. Para buscar en forma conjunta el desarraigo de las autoridades universitarias actuales, con los adocenados dirigentes de la AEU primero, y luego con los de Rectoría, única forma de enfrentar la crisis de la USAC, evitar su privatización y que despojen al pueblo de su escuela superior pública y autónoma.

Venceremos No. 1, Primera Época, abril 2004.