viernes, 5 de diciembre de 2014

TERRORISMO ESTATAL CONTRA EL VALIENTE PUEBLO Q’EQCHI’

Ramón Pop

A quince días de haber firmado un convenio entre supuestos representantes comunitarios y la empresa Hidro Santa Rita, y a seis días de celebrar hipócritamente el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el gobierno de Otto Pérez Molina mostró su verdadero rostro.

Sin piedad se reprimió a campesinos y campesinas Q’eqchi’es de comunidades de Cobán, Chiséc y Raxruhá, en Alta Verapaz. Con más de 120 patrullas y 1,500 efectivos policiales, militares y guardias privados, bajo la conducción directa del Ministro de Gobernación, se procedió a desalojar brutalmente a pobladores de las comunidades Monte Olivo, Nueve de Febrero y Semococh, donde hay una fuerte y legítima resistencia contra el proyecto hidroeléctrico Santa Rita, contra cobros excesivos en las facturas de tarifa eléctrica y contra la imposición de los monocultivos de caña de azúcar y palma africana.

El resultado fue: 3 personas asesinadas, más de 50 heridos y cerca de 25 detenidos ilegalmente. Esta es la mano dura de la que hablaron Pérez Molina y López Bonilla en su campaña proselitista.

Con estos hechos queda clara la verdadera política de la administración de Otto Pérez Molina: represión brutal contra el pueblo y concesiones al capital transnacional para la proliferación de todo tipo de industrias extractivas. Esto equivale a arrodillarse frente a los sectores de poder, nacionales y extranjeros.

Ante esos atropellos, lucharemos, junto al pueblo trabajador, campesino, estudiantil e intelectual, por la inmediata liberación de los detenidos, el retiro de todas las fuerzas represivas y la suspensión de cualquier acción punitiva en las comunidades agredidas. Hacemos un llamado a la intervención y presencia de entidades humanitarias para satisfacer la necesidad de seguridad de la población agredida.

Ante la represión empresarial y gubernamental, la resistencia popular organizada es una necesidad. Mujeres y hombres comunistas llamamos a materializar el más profundo, fraternal y solidario compromiso con las luchas de todos los pueblos por la defensa de la tierra, de la naturaleza y de sus legítimos derechos. ¡ALTO A LA REPRESIÓN CONTRA EL PUEBLO Q´EQCHI´!

En Camino Socialista, No. 1, Época 1, Año 1, págs. 4-5