lunes, 15 de junio de 2015

A INTENSIFICAR LA LUCHA POR LA TRANSFORMACION RADICAL DEL ESTADO

La crisis política desatada a partir de las acciones de la CICIG y del MP para desarticular la estructura criminal conocida como La Línea y, posteriormente, la red insertada en el IGSS, revela que el Estado se encuentra cautivo por organizaciones mafiosas desde sus más altos niveles. Esta crisis es expresión de la grave situación estructural del Estado neoliberal-mafioso guatemalteco.

La Embajada Yanqui y el CACIF impulsan una “salida controlada” de la crisis, con el propósito de garantizar la dominación burguesa neoliberal. Otra propuesta de salida a la crisis plantea el saneamiento de instituciones estatales corruptas, enjuiciar corruptos, reformas legales y convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.

Nuestro Partido manifiesta su apoyo incondicional a las movilizaciones ciudadanas. Planteamos la necesidad de profundizar su carácter popular mediante la participación articulada de las clases trabajadoras, los pueblos indígenas, las mujeres, los jóvenes, los estudiantes, profesionales e intelectuales democráticos y revolucionarios.

El PGT propone hacer de esta crisis un punto de inflexión para la transformación profunda del Estado y el impulso de un modelo de desarrollo que favorezca a la población excluida, explotada y oprimida. En ese sentido llamamos a luchar por:

1) La desmilitarización del Estado y la desarticulación total de todas las estructuras criminales dentro de éste. 2) El cese de la criminalización de las luchas sociales y de la represión contra el pueblo y sus dirigentes. 3) El cese de agresiones e intimidaciones contra el movimiento ciudadano. 4) La suspensión de las elecciones generales y la aprobación de una nueva Ley Electoral y de Partidos Políticos. 5) La renuncia del Ejecutivo y el establecimiento de un gobierno de transición, emanado del consenso de todas las fuerzas sociales y políticas progresistas. 6) La derogación de toda la legislación lesiva a los intereses nacionales, de los trabajadores y pueblos indígenas. 7) La suspensión del actual Congreso de la República y el saneamiento del Organismo Judicial. 8) La convocatoria a una Asamblea Nacional Popular Constituyente que impulse el proceso de refundación del Estado, a fin de construir uno plurinacional, democrático, popular y anti patriarcal, respetuoso de la naturaleza y que garantice la libre determinación de los pueblos. 9)  El cese de la política injerencista de Estados Unidos a través de su embajada, fuerzas militares y sus agencias.

El PGT reitera  su llamado a intensificar la lucha política por la transformación radical del Estado y forjar el programa democrático, popular y revolucionario que Guatemala necesita.


¡Por Guatemala, la Revolución y el Socialismo!
Partido Guatemalteco del Trabajo

Junio de 2015